Pinta Bien

Patricio Larrambebere + Esteban Cornacchia

Secuencia/recorrido inexistente.

Papel Planograf.

Formato mediano.

Lápices.

 

El trabajo a cuatro manos es una experiencia metódica, rutinaria y constante, sin un “plan estético” definido a priori. El punto de partida es trabajar con las mismas herramientas básicas en la misma obra sobre un mismo tema, en este caso el paisaje, lo cual permite ampliar la experiencia trabajando in situ.

La experiencia de salir, de caminar, percibir con el cuerpo completo resulta fundamental para superar la cuestión meramente representativa del paisaje. Determinados encuadres y tratamientos (formas de mirar*) pueden ser concebidos únicamente atravesando el contexto social. No alcanza para dibujar exteriores el “ordenamiento” de la arquitectura y el entorno; son emplazamientos complejos de y para los seres humanos y la naturaleza.